Ahora Somos Hijos De Dios


Una Palabra Especial … del Autor

Le saludamos en el nombre de nuestro Señor Jesús Cristo. Quisieramos tomar esta gran oportunidad para expresarle a Ud. nuestros sentimientos hacia nuestro Salvador y a Su pueblo. Estamos muy agradecidos para la gente de Dios quien está mostrando tan grande interés para Su obra. Hallándonos en una obra fronteriza de Dios, procuramos cumplir nuestro ministerio como el Apóstol Pablo nos exhortó que hagamos en su epístola que fue escrita a la iglesia.

Nuestra meta es predicar el evangelio a toda criature en cuanto dependa de nosotros. Esto, por supuesto, debe ser la visión de todo Cristiano: para ir por todo el mundo en alguna manera o algún modo con el evangelio. La Biblia nos dice que Dios no se olvida de nuestro trabajo en el Señor. Ya que hemos ministrado y ministramos a los santos o a los necesitados, el escritor nos exhortó que la religión pura y sin mácula delante de Dios y el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus afflicciones, y guardarnos sin mancha del mundo.

Acuérdese que la iglesia antigua no decía ser suya propia nada de lo que Dios le dio, pero todos llegaron juntos a la unidad de la fe, como un cuerpo de Cristo en fuerza y en espíritu. Honraron al Señor con su sustancia y con las primicias de todos sus frutos; sin embargo eran llenos sus graneros con abundancia, y en Pentecostés sus lagares rebosaron de mosto. Jesús dijo que no puede echar vino nuevo en odres viejos. Para tener esta gran revelación de Cristo es necesario nacer de nuevo de agua y del Espíritu. La Biblia nos dice que somos hechos nuevas criaturas en Cristo.

Si el amor del mundo está en Ud., el amor del Padre no está. Acuérdese que se volvieron a Egipto en sus corazones y se perdieron. Ellos murmuraron y se quejaron y fueron destruidos. Busquemos todas las cosas en común, y El nos confiará las riquezas verdaderas y la corona de vida.

Que el Señor le bendiga es nuestra oración, y estamos orando para Ud.


Ahora Somos Hijos De Dios

Leyendo en el libro del Apocalípsis, capítulo 17: “Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo, diciéndome: Ven acá, y te mostraré el juicio contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas: con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre escrito: “MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Y vi a la mujer embriagada de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús: y cuando la vi, quedé maravillado con grande admiración. Y el ángel me dijo: ¿Por qué te maravillas? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y diez cuernos. La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir perdición; y los moradores de la tierra, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo, se maravillarán viendo la bestia que era y no es, aunque es. Y aquí la mente que tiene sabiduría. Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer. Y son siete reyes. Los cinco son caídos; el uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo. Y la bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de los siete, y va a perdición. Y los siete cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán potencia como reyes con la bestia. Estos tienen una mente, y darán su poder y fuerza a la bestia. Ellos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque El es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con El son llamados y elegidos y fieles. Y él me dijo: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta son pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas. Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la harán desolada y desnuda; y comerán sus carnes, y la quemarán con fuego; porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que El quiso, y el ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que sean cumplidas las palabras de Dios. Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.”

Cuando uno piensa acerca de esta gran iglesia que ha sido infiel a Dios, él es recordado de Israel donde la Biblia dice que ella se echaba como ramera debajo de todo árbol frondoso. Yo estaba pensando del tiempo cuando Dios va a redimir a Israel y va a traerla de nuevo a su patria. El la purga, la pone por el fuego y la purifica. Yo estaba pensando de nuestras señoras en los vestidos largos. ¡Qué hermosa la vista! Ellas se ven mucho como la gente de Israel.

Ud. sabe que el Señor no los dejará de modernizar a Israel.

Bueno, América se ha hecho moderna, y también Rusia, Alemania, y las otras naciones, pero Dios no los dejará de modernizar a Israel. El guarda a Israel primitiva. El los guarda en su vestidura primitiva, y cuando El establece el milenio, El los va a traer de nuevo a sus días primitivos. Ellos tomarán sus espadas y sus armas de guerra, y la Biblia dice que las martillarán para rejas de arado. Ellos volverán al método viejo de arar. La Biblia dice que cada cual se sentará debajo de su vid y debajo de su higuera. Dice cuanta leche que una vaca dará. ¡Es increíble! Y todo esto en aquel dia cuando la maldición es levantada. Y cada quien va a tener un tiempo maravilloso, y todo va a volver como en los tiempos pasados, porque la Biblia dice preguntar por las sendas antiguas, y hallará descanso para su alma. Yo vi que en Canadá ellos tomaron la antigua estufa de leña, quitaron el trasero, corrieron un tubo adentro, y la convirtieron en una estufa de gas, y cuando uno la mira se ve todavía como la antigua estufa de leña. La gente está tratando de volver a las sendas antiguas. ¡La mecedora de abuelita! ¡Su estufa vieja! El Señor Jesús traerá de nuevo todas las cosas a su originalidad.

Ahora, en las enseñanzas de la gran ramera que se sentó sobre muchas aguas, lo más de Uds. reconocen que la ramera es la iglesia del mundo. Bueno, mucha gente dijera: “Pues Hermano Pike, esa es la Iglesia Católica.” No. No lo es. Es la iglesia del mundo. Pudiera haber echado la culpa en la Iglesia Católica muchos años pasados, pero hoy, la entera iglesia del mundo es una ramera. Ella ha negado el nombre de Jesús, y ella ha traído hijos bastardos en el mundo por cada muchacho de galas que jamás ha pasado. Ella rechaza el nombre de Jesús. La cosa que Dios dijo que El iba a hacer era traer un pueblo en el mundo para hacer un nombre para Sí, y la cosa que ella rechaza es el nombre de Jesús. El Señor la deja que rechace el nombre porque ella es una ramera comoquiera, y El no tiene parte con ella. El dijo que sus hijos serán arrojados en gran tribulación y El la arrojará en cama de adulterio. Es como Salomón en su día. El se enredó con toda clase de mujer que había, aun las mujeres gentiles. El no fue satisfecho con las mujeres de Israel, pero él quiso casarse con cada mujer de todos tribus. Al fin él tomó el dinero de Dios para edificar templos a los dioses paganos, y trajo el enojo e ira de Dios sobre él y sobre Israel, y Dios los desechó. La iglesia del mundo ha hecho la exacta misma cosa.

Yo sé que la Iglesia Católica es la ramera. Reconozco eso. Decimos que ella es la ramera que está sentada sobre muchas aguas, y yo sé que hoy ella se sienta sobre siete cerros, o como las Escrituras lo rienden, sobre siete montes. La Biblia habla de la madre de las rameras, y ella es la madre de las abominaciones de la tierra. Ella es la originadora de toda doctina espiritual del diablo, ella la ha empollada. Todo, desde el contar de las cuentas del rosario hasta sus desfiles paganos del día de Pascua. ¡Ella lo ha hecho! Sus sazones que ella llama Navidad, todas de sus prácticas paganas, fornicando con los mercaderes de la tierra, y la Biblia dice que se han embriagado con el vino de su fornicación. ¡Suciedades y manchas! Pero las rameras, las hijas que han nacida de ella por medio de las enseñanzas de Martin Lutero, están en las mismas costumbres de hechicería y rebeldía que la madre ramera practica. Ella está embriagada de la sangre de los mártires. Hay cienes y miles en la martirología, donde ella los mató durante la Edad de Oscuridad. Juan dijo que ella estaba adornada en tal modo de que él quedó maravillado cuando él la vio, y luego él vio los diez cuernos, las siete cabezas, y vio la bestia que subió del abismo. El se paró y oyó la voz que le dijo: La bestia que has visto era, y no es, y está para subir del abismo. La bestia que has visto era, es decir que era en el poder durante los días de Babilonia. Era, pero no es en el poder ahora. Pero él dijo que iba a venir en el poder otra vez. Era, y no es, y va a ascender.

Acerca de 96 DC Juan comenzó a ver estas cosas. Pronto después de Pentecostés él comenzó a verlas, y el ángel dijo: Juan, esta bestia no tiene potencia ahora pero una vez era de gran potencia, y volverá a hacerse un gran poder, porque esta bestia que era, aunque no es ahora, va a subir del abismo, y el mundo entero, él dijo, se maravillará. El le dijo: Cinco reyes ya han caido, uno está reinando ahora, y un otro rey va a venir, y el octavo que vendrá será numerado con los siete, porque él será uno de ellos. Juan no podia entender las cosas que él vio, y por muchos años ha sido una continuación de misterio a la gente que ha estudiado y leido hasta que hemos llegado a la edad en que vivimos. Hemos tenido hombres que se han atrevido ahondar en el libro del Apocalípsis, para orar, buscar a Dios, y depir a Dios que les enseñe la verdad de las cosas que están sucediendo.

El Señor ha quitado el velo de muchos misterios, y he hecho esta declaración antes, que un misterio es una revelación adentro del velo. Esa es lo que es un misterio. Un misterio es una verdad escondida, una revelación adentro del velo; y una revelación es una verdad revelada o un misterio quitado del velo. Eso es lo que es una revelación. Así pues, la Biblia dice que los misterios de Dios serán consumados. Es decir que todo será revelado, que todo llegará a un cierto lugar donde podemos entenderlo, y mediante el entendimiento de los misterios desarrollaremos la mente del Dios Todopoderoso, y por desarrollar la mente del Dios Todopoderoso la gloria shekinah de Dios que es relativa a esa mente, automáticamente brotará adentro de nuestros corazones y vidas para trasladarnos a una existencia o segurida eterna.

Ahora, yo quisiera volver atrás a Calvario, como siempre lo hacemos, y comenzar a hablar a ver si podemos colectar sus pensamientos suficientemente a donde tendrán sed para las cosas de Dios. Si lo podemos, entonces el Señor vendrá a decir algo. Si no lo podemos, entonces El no dirá nada. Hay muchas cosas en mi corazón que yo quisiera decirles, que yo quisiera compartir con Uds., pero no hay manera que puedo hacerlo. Solo Jesús puede hacerlo. Las virtudes de Cristo vienen al alma sediento y hambriento. A éso viene. El que tiene hambre y sed será saciado. Pero respecto a la gran ramera, si avanzamos suficiente, yo quisiera decir unas cuantas cosas acerca de esa mientras que tratamos de establecer un pensamiento esta noche. ¡Volviendo a Calvario, siempre volviendo a la cruz! Volviendo a Calvario, porque todo principia con Calvario. El Calvario es la gran linea de división que está en medio del Antiguo y del Nuevo Testamento, entre el mundo viejo y el mundo nuevo. Es el gran lugar de división. En esto Dios ha escondido muchos misterios, y si podemos entrar en la mente de Dios el velo será quitado y verémos claramente.

Primero de todo, ¿cuántos de uds. creen que hay cosas invisibles de Dios? Vamos a acordarnos que Pablo en sus enseñanzas nos dice que todas de las cosas invisibles de Dios desde la creación del mundo, desde la primera vez que Dios creó, se hacen claramente entendidas por medio de las cosas hechas, aun hasta Su eterna deidad, para enseñar que había unprincipio y que cuando cosas habian llegado por grados a un principio, que fue completamente diferente de lo que no tenia principio. Ahora, alguien pueda decir: “En el principio era Dios, el Verbo. ¡El Verbo era Dios! En el principio era el Verbo, y el Verbo era Dios.” ¡Eso es bueno! ¡Pero si Ud. lee la Biblia bien, hallará que la Bibila nos dice que Dios no tenía principio, y no tiene fin! ¡En el principio de Dios no había Verbo, por cuanto no había principio con Dios! ¡Dios es sin principio, y El es sin fin! Dios es desde la eternidad hasta la eternidad. ¡Así, cuando la Biblia dice que en el principio era el Verbo, no estaba diciendo que en el principio era Dios! Dios estaba aquí antes que El principio, porque no hay principio con Dios, pero la Biblia dice que en el principio era el Verbo. Así pues, si hay principio, hay fin. La Biblia nos dice que las cosas de Dios tienen fin. Las cosas de Dios tienen principio, y las cosas de Dios tienen fin. Yo estaba tratando de impresionar a la gente Cristiana, que si uno tiene principio, entonces es cierto que va a tener fin. Si Ud. es una criatura por creacion, entonces va a ser erradicado completamente de la faz de la tierra. Pero si no tuvo principio, entonces no tendrá fin. ¿Cuántos de Uds. entienden lo que digo? Yo nunca tuve principio, por tanto nunca puedo tener fin. Si Ud. jamás tuvo principio, entonces es seguro que va a tener fin, porque todo lo que tiene principio tiene fin. Pero para las cosas que no tuvieron principio, es asegurado que no tendrán fin. Ahora, ¿qué es lo que no tiene principio? ¡Dios! Si Dios no tuvo principio, y si somos los atributos de Dios, entonces nosotros no podemos haber tenido principio.

Ahora bien, alguien dijera: “Pero Hermano Pike en aquel tiempo cuando Dios creó el mundo, El nos creó también.” Muy bien, si esto es la verdad, entonces qué vamos a hacer con la Escritura en que el Señor dijo: Job, ciñe como varón tus lomos y contéstame. ¿Dónde estabas tú, Job, en aquel tiempo cuando alababan todas las estrellas del alba, antes que el mundo existía y se regocijaban todos los hijos de Dios? ¿Dónde estabas tú, Job? Yo no era en el principio, en la creación del mundo. ¡Un hijo de Dios nu fue creado! Dios nunca creó a un hijo de Dios. Hijos de Dios no son creados, son engendrados. Pablo dijo: Os engendré en el Espíritu. ¡Las bestias son creadas! He hecho el relato de que Dios dijo a los hijos de Dios, a las fuerzas angélicas: Vengan y hagamos al hombre, y hagamos a aquel hombre a nuestra imagen. Es como el poder de evolución de que hablé la otra noche. Evolucionando de una etapa de vida a otra etapa. Como Darwin dijo, comenzando con un renacuajo, o algo un poco menos, y llegando en una etapa de evolución hasta que se hace a un hombre. Mucha gente dice que no es verdad, pero yo creo que espiritualmente es la verdad. Yo creo que los hijos de Dios evolucionaron de Dios, en una manera espiritual, hasta la plenitud de la estatura de la imagen de Dios Mismo, la cual era Cristo Jesús en la tierra. Ha sido una evolución espiritual, aun desde el tiempo de la tutela, desde el tiempo de su bautismo, sepultando la vieja parte bestial, y saliendo como un hijo de Dios, y aun desde aquel tiempo todavía está evolucionando. Está bajo tutores hasta que llegue a la plenitud de la estatura, pasando de una etapa de la mente de Cristo Jesús a otra etapa, de una parte del crecimiento hasta otra parte. Cambiando de gloria en gloria y progresando. Yo creo que Dios ha tomado lo que creemos que es un hombre, y por el proceso de evolución celestial, o por un desarrollo eterno, ha creado una criatura, un hijo de Dios, del polvo, hasta una existencia eterna, meramente por soplar el aliento de vida en un cuerpo humano. Vengan y hagamos a un hombre. ¿Y cómo lo haremos? Hagamos a él a nuestra imagen.

¿Cuántos de uds. saben que Cristo Jesús era el principio de la creación de Dios? Alguien dijera: “Adán era el principio de la creación.” La Biblia no dice que Adán era el principio de la creación de Dios. Dice que Cristo Jesús es el principio de la creación de Dios. ¿Por qúe? Es por cuanto un hijo de Dios no puede morir. ¿Cuántos de uds. creen que Jesús fue creado por manos? Si Jesús era el primer Hijo de Dios, y la Biblia nos dice que el Hijo de Dios estaba con Dios antes que el mundo existía, entonces eso contesta la pregunta: ¿Dónde estabas tú, Job? Jesús dijo: Padre, glorificame Tú con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. Bueno, El nunca creó a un hombre, hasta que El creó el mundo. El creó el mundo, y la última cosa que El hizo fue crear un hombre. Pero la Biblia dice que Jesús era el hombre Cristo Jesús. El era hombre. Jesús era un hombre, nacido de una mujer, así como Ud. nació. Jesús era hombre; no obstante El no tuvo principio, y El no tiene fin. ¿Está escuchando? Aunque El era hombre, sin embargo El no tuvo principio, y El no tiene fin. El es desde la eternidad hasta la eternidad; porque el Señor habló acerca de Melquisedec cuando él se encontró con Abraham en el valle de Save donde Abraham le dio al sacerdote del Dios Altísimo diezmos del botín. El Señor dijo a Jesús que El era Su Hijo y que Su reino y Su sacerdocio y Su oficio sería a semejanza del sacerdocio de Melquisedec, quien no tuvo principio de días, ni fin de vida. Jesús no tuvo de días, ni tiene El fin de vida.

No hay hijo de Dios que tiene principio de días, ni hay algún hijo de Dios que tiene fin de años. No tuvimos principio; por lo tanto, no tenemos fin. Entonces Ud. dice: ¿Quiénes somos? Somos hijos de Dios; nacidos de Dios, y engendrados de Dios. Somos los atributos de Dios. Somos el Espíritu de Dios nacido en cuerpos humanos, manifestado en cuerpos humanos. Dios, exactamente como cualquier padre, reproduciendo a Su imagen. La vida, el espíritu que está en ese padre, está reproduciendo su naturaleza y sus características. Ya que la naturaleza causa una conformidad a una imagen, mira la naturaleza de aquel padre o de aquelle madre, a ver si la imagen no sale exactamente como la de ellos. Somos la imagen de Dios. Respecto a la imagen de la bestia, la cual es la imagen de hombre, Dios dijo: Menospreciaré su apariencia o imagen cuando Yo despertare en la mañana (es decir, a la resurrección), por cuanto es la imagen de la bestia. Pero, siendo hijos de Dios, somos los atributos de Dios. Somos Dios manifestado en la carne. Somos la reproducción de Dios. ¡Es Dios haciendo al hombre en Su propia imagen! ¡Dios está haciendo al hombre en Su propia imagen! ¡Una evolución espiritual! ¡Dios está haciendo al hombre en Su propia imagen! El dijo: Vengan. ¿Quién? Ustedes, hijos de Dios, vengan y trabajen conmigo, y haremos al hombre en nuestra imagen. El hombre sin Dios es una bestia.

He dicho antes, que la cosa en el huerto más cercana a un hombre fue una bestia. ¿Qué era el hombre en el huerto? La Biblia dice que Adán era hijo de Dios. ¿Es Biblia? Y así la cosa más cercana al Hijo de Dios fue un hombre. Es lo que fue. La cosa más cercana a un hijo de Dios hoy, todavía es un hombre. Si este mundo es un huerto, y si ambos el hombre y los hijos de Dios están en este huerto, y si Dios está en medio de nosotros, y si la última cosa que Dios creó fue el hombre, entonces estamos en el fin del mundo, porque Dios trabajó seis días y en el séptimo día El reposó. Pedro dijo que un día con Dios es como mil años, y aquí estamos acercándonos al fin del sexto día. La Biblia dice que en el principio de Su obra Dios creó todas cosas, pero hacia el fin de los seis días El creó al hombre a Su propia imagen.

Alguien dijo: “¿Cómo llegaste a conocer eso?” Le digo algo, si no piensa que esta es revelación, y si Ud. no cree que esto es absolutamente “Así dice Dios”, entonces tome su Biblia y compruebe a ver en qué día El creó al hombre, y vuelva a Calvario y compruebe a ver si Jesús fue el principio de la creación de Dios. ¡Mire a ver si El comenzó creando al hombre en Su propia imagen y a ver si los hijos de Dios vinieron a trabajar con El, y a ver si desde aquel día Dios ha estado creando al hombre en Su propia imagen, y trayendo al hombre hasta una plenitud de estatura; hasta un cuerpo de muchos miembros que se harán parte de la imagen verdadera de Dios que se llama el hijo varón por medio de la revelación de los misterios de los hijos de Dios! Dios manifestándose a Si Mismo en un ser humano. El Jehová eterno, andando alrededor en una forma humana en medio de Su pueblo. Dios desde el cielo diciendo: ¡Estoy en medio de ustedes! ¿Quiénes somos? ¿Qué somos? ¡Somos dioses! Alguien dijo: “Vosotros sois dioses, pero como hombres moriréis.” ¿Por qué mueren uds.? Porque no reconocen que uds. son dioses. Dioses no deben morir. ¡Eso es lo que es un dios, alguien que no puede morir! ¿Por qué entonces, si son dioses, mueren los hombres? Es por causa de que hay un sueño que se llama la primera muerte, y hay una separación del alma aparte de Dios que se llama la segunda muerte. Dios no se refiere a la primera como ser una muerte, porque Jesús dijo que Lázaro duerme. Ud. muere como un hombre o es decir que duerme. ¿Por qué lo hace? La Biblia dice: Porque no entiende. No reconoce de que en el Calvario Dios gustó la muerte por todo hombre. Dios miró desde los cielos a la tierra y oyó el gemido de los presos y soltó a los sentenciados a muerte para que El gustase la muerte por todos, para que el hombre no muera.

Cuando Pablo el apóstol recibió la revelación Pedro no podía entenderla. ¿Por qué? Por cuanto ellos fueron enviados al pueblo judío y Dios había cegado a los judíos en parte. Pablo dijo: Te digo un misterio. Soy uno nacido fuera de su debido tiempo, pero tengo un misterio. Tengo una revelación. He hallado una llave que puede destrancar la muerte. Pablo dijo: Sé lo que tengo que hacer. Alguien dijo: “Pues, ¿por qué murió él?” Por causa de que él dijo que no es lícito al hombre decir las cosas que él conoció. ¿Pero no es un hecho verdadero que como Jesús fue transfigurado en el monte así también Pablo subió a los cielos? ¿No es eso la verdad? ¿No es la verdad de que Moises subió a los cielos? ¿No es la verdad de que Enoc, el séptimo de Adán, halló la llave, y fue traspuesto para no ver muerte? ¿No es un hecho de que la Biblia nos dice hoy que por fe somos trasladados al reino de Dios y que esperamos la redención de nuestro cuerpo? Estamos esperando para saber la redención. Estamos esperando para el conocimiento ser revelado. Estamos esperando para entender y comprender el hecho de que no es necesario que mueramos. ¿Entiende lo qué digo? Déjame decirle: ¡No tenemos que morir! ¡No tenemos que morir! Ud. dice: “¿Cómo llegues a conocer eso, Hermano Pike?” Porque la Biblia nos dice que hemos pasado de muerte a vida. Ya morí. Morí con el cuerpo de Jesús aquí en el Calvario. ¡Esa fue mi muerte! Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de eso el juicio. Ya morí, y pasé el juicio, y hallé la gracia, y mediante la gracia recibí la vida eterna. ¡He pasado de la muerte al mundo de vida! Entonces si soy eterno, y si Dios me ha hecho un dios y no puedo morir, entonces ¿por qué tengo que morir como mueren los hombres? Hay solamente una razón. Tenemos que llegar al conocimiento de esto, y luego tenemos que creerlo.

He dicho esto antes, primero la Palabra tiene que hacerse un adoctrinamiento a su intelecto. Tiene que ser predicada por el ministerio. Tiene que ser puesto en la cabeza de la iglesia, y después de que es puesto en la cabeza de la iglesia el Espíritu Santo tiene que transferirla al corazón y convertirla en fe. El trabajo del ministerio es llevar un mensaje. El postrer enemigo que será vencido es la muerte. Dios acortará aquellos días por causa de los escogidos, y nosotros somos los escogidos. ¡Hemos pasado de la muerte a la vida! No tenemos que morir. Pablo dijo: Te digo un misterio. ¡Hay un grupo de gente que va a llegar a un entendimiento para que no tendrán que morir!

Dije el otro día que mucha gente anda con el pensamiento de que todo lo que tenemos que hacer es esperar para la venida del Señor y tan pronto como el Señor vuelve los muertos van a salir de las sepulturas, y todo lo que hay que hacer es esperar para que El venga. ¡Pero eso no es correcto! Lo que tenemos que hacer es causar que El venga a la tierra. El viene para una iglesia que no tiene mancha ni arruga, y el ministerio de cinco partes es mandado para traer a la iglesia a ese lugar. Es mi deber como un ministro perfeccionarle y traerle al lugar para que Jesús pueda venir. Pablo dijo: ¡Deseamos esto, aun la perfección de su fe, cual fe viene por el oir del conocimiento de la revelación, por la Palabra! Entonces ¿debemos decir que estamos esperando en Dios? ¡Dios nos está esperando a subir al lugar a donde debemos subir! Dios está esperándome; El está esperándole; para que descubramos el conocimiento de Dios. Salomón dijo seguir escudriñando. Siga buscando y va a descubrir y hallar el conocimiento de Dios. Dios nos está esperando a descubrir el conocimiento de Dios.

Sin embargo, cuando Pablo recibió la revelación él no pudo darla a la iglesia. El dijo que no era lícito hacerlo, pero él habló de esta manera, que había un tiempo y un sazón envuelto. El dijo: La multiforme sabiduría de Dios ahora es conocida por la iglesia. ¿Es verdad? ¡Aun hasta los lugares celestiales! Alguien pueda decir: “Pues, ¿qué vale en hacerte tan excitado tocante sólo la sabiduría de Dios? Sólo a causa de la mente de Dios, ¿por qué te haces tan excitado sobre eso?” ¡Bueno, la razón que me hago excitado tanto acerca de eso es por causa de que la Biblia dice que El creó el mundo por Su Palabra de sabiduría. El hizo los diamantes y las perlas y los rubís,y las estrellas y el sol y la luna, y los bebés y las madres y los padres por Su Palabra de sabiduría. El venció la muerte y El venció el infierno por Su Palabra de sabiduría. Por eso me hago excitado tanto sobre eso. ¡Va a ir al infierno sino que halla Su Palabra de sabiduría! ¡Va a morir sino que halla Su Palabra de sabiduría! ¡Las dolencias van a consumirle, y los terremotos, tempestades, pestilencias, problemas, congojas, diablos y demonios, sino que halla Su Palabra de sabiduría! Alguien dijo: “Pues, eso no me mortifica. Estoy bien.” El hombre rico estaba bien hasta que él alzó sus ojos en el infierno. Hay un tiempo cuando Ud. no va a estar haciendo bien. Ahora es el tiempo para hallar lo que busca: ¡La perla de gran precio! ¡La mente de Dios! La Biblia dice dejar que haya en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús. ¡La mente de Dios! ¡La mente que le puede trasladar!

Vamos a tener que saber, reconocer, llegar a entender, o comprender el hecho de redención corporal. ¡Tenemos que agarrar la redención corporal! No podemos hacer como los del mundo hicieron en los años pasados. Alguien dijo: “Pues, Hermano Pike, ¿Por qué se preocupa con eso?” ¡Porque no quiero pasar por el período de la tribulación, y si no puedo comprender la redención corporal no puedo ser trasladado, y si no puedo ser trasladado voy a tener que ir por el período de la tribulación, y no quiero ir por el período de la tribulación! ¡No puede morir y pasarla por alto! Cuando esa cosa se acerca bastante la Biblia dice que la muerte será levantada. ¡Aun no podrá morir! ¿Por qué? Porque los hijos de Dios van a vencer la muerte, y cuando los hijos de Dios vencen la muerte, aun durante el período de la tribulación, la muerte no podrá matar. Así pues, ¿qué es lo que estamos tratando de hacer? ¡Estamos intentando a vencer la muerte! ¿Cómo vencemos la muerte? ¡Por fe! ¿Fe en qué? ¡Fe en el hecho de que hemos pasado de muerte a vida, y que no tenemos que morir por cuanto la Palabra dice que no tenemos que morir! Es lo mismo como enfermedad: ¿Cómo puedo vencer la enfermedad? Por fe en la Palabra, porque la Palabra vino Y los sanó. El envió a Su Palabra y los sanó. ¿Cómo puedo estar libre de demonios? Por fe en la Palabra, porque la Biblia dice que la Palabra vino y echó fuera a los espíritus inmundos. ¡Fe! ¿Cómo puedo tener salvación? Por fe en la Palabra que dice que si Ud. cree, ya ha pasado de la muerte a la vida.

¡La Biblia dice que en los postreros dias el conocimiento del Señor llenará los cielos, llenará la tierra, llenará el mar, y llenará todo! ¿Cómo puede hacer eso? Porque todo lo que hay en el mundo, incluyendo el mundo mismo, es el conocimiento del Señor envuelto y encubierto en un velo, y cuando la mente de Dios se presenta, esta mente quita el velo del mundo. Quita el velo a los árboles. Quita el velo a toda cosa escondida para dejar que entienda que es la mente de Dios en un velo. Eso es cómo las estrellas quedan puestas arriba, por cuanto es la mente de Dios colgando allá. Ud. dice: “¿Cómo es que queda fijo el sol allá arriba?” El sol es nada más que la mente de Dios colgando allá. ¿Por qué vive el árbol? Porque es la mente de Dios puesta allí. Es Dios en un velo. Todo es Dios. ¡Es Dios en un velo! ¡Dios ha velado a Sí Mismo en la forma de las necesidades de humanidad, y apacentamos de Dios todo el tiempo, y pasamos por las condiciones de nuestra niñez, para que por nuestras etapas de desarrollo lleguemos al gran entendimiento de Dios de que Dios es todo, y cuando quitamos ese velo, luego vemos a Dios! Quitamos el velo al agua, como cuando El dijo que la Bestia subió del mar. ¿Qué significan las aguas? ¡Las aguas significan la gente! Entonces ¿de dónde viene el diablo? El viene de la gran masa de huminidad. Cuando el diablo viene, ¿de dónde vendrá él? El vendrá de la masa de humanidad.

Alguien dijo: “El saldrá del abismo sin fondo.” ¿Qué es el abismo sin fondo? Es la mente del árbol de ciencia. Vaya atrás al huerto. Al árbol de ciencia. La Biblia dice que ellos siempre están aprendiendo pero nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Es un abismo en que uno cae. Nunca puede hallar las explicaciones. Nunca puede hallar la salida. El diablo vive allí. Y cuando él viene, él saldrá del corazón de humanidad. Es como si somos las puertas del cielo y adentro está el reino de Dios, y desde el reino de Dios, desde el trono viene Jesús al mundo por nuestros labios y mediante nuestras entrañas de compasión. Pero respecto a ellos, ellos son abismos. Jesús dijo: Ustedes son sepulcros blanqueados, sepulcros o fosos que no se ven. Hombres andan encima y caen en ellos. Ustedes son las puertas del infierno. Y cuando se abren, fuera del foso y abismo de su entendimiento intelectual y del árbol de ciencia sale Satanás mismo por medio de su conversación impío, malos espíritus seductores haciendo malas obras por causa de que él ascenderá de los abismos sin fondo. Algún día él será encadenado. El Hermano Branham usó los términos “cadenas de circunstancias”. Y es la verdad. El será encadenado por cadenas de circunstancias. La Biblia dice que el ángel que descendía de los cielos tenía una gran cadena. El la envolvió alrededor de Lucifer, lo ató, y lo arrojó al abismo. ¿Verdad que sí? ¿Jamás ha oido de un habla lengua de cadena? ¿Sabe el propósito de una cadena? Hay una vieja cadena enmojecida y hay una cadena de plata. Dios atará a Satanás en más maneras que una. Una cosa con la cual El lo atará es con la cadena de Su Palabra a donde él no podrá escaparla. El Hermano Branham dijo: Atado con cadenas de circunstancia. Pero si Ud. lee en los escritos de Pedro, El también habla de una cadena. ¡Ligado! Usted dice: “¿Qué clase de cadena?” El escritor dijo: Cadenas de oscuridad. ¡Ligado! ¡Puede hacerse ligado! Dios dijo: Covierta a Mi pueblo de las tinieblas a la luz. Cadenas de oscuridad; el entendimiento de poder Satánico y de maldad. Atados con cadenas de lujuria y maldad.

Muchos están atados con cadenas de maldad, con cadenas de lujuria, con cadenas de malas conversaciones. Las tinieblas denota los pensamientos, y pensamientos denotan palabras; palabras de tinieblas. Pensamientos de oscuridad. ¡Atado por mil años y arrojado al abismo! El no puede hallar el camino para salir. ¿Cuántos de ustedes saben que cuando uno entra el desierto, y entra en la mente de Satanás, que no hay salida? El vaga toda de su vida y nunca puede salir. El está en un pozo de oscuridad. El es un pozo, y cualquier persona que anda de encima cae en el mismo pozo. Su espíritu está hundido en un hoyo. Ha entrado en una cosa donde no hay fin. La Biblia dice que las cosas de Dios tienen una consumación. Pero el hombre siempre está aprendiendo y nunca llegando al conocimiento de la verdad. Siempre él está estudiando, siempre aprendiendo, siempre aturdido, siempre llenado con temores, frustraciones, ansiedades, con problemas, congojas, locura, turbaciones y enfermedades. ¿Por qué? Porque él está fuera de la mente de Dios. El está en la mente de Satanás, la cual es el pozo. El se cayó en un pozo.

Pero somos hijos de Dios hoy. Somos hijos de Dios. No tenemos fin. ¡Somos hijos de Dios! No tuvimos principio, por lo tanto no tenemos fin. Eramos, somos, y seremos por cuanto somos Dios hecho manifiesto en la carne. Nunca hemos pecado, ni aun desde el principio. Nunca había pecado contra nosotros. Usted dice: “Pues, ¿qué en el mundo estamos haciendo aquí abajo, Hermano Pike?” Como dije el otro día … el cordero entre las cabras. ¿Qué estamos haciendo aquí abajo? Dios creó el huerto, nos puso en él, y nos dejó caer entre ladrones. ¿Es eso lo que la Biblia dice? El hombre bueno cayó en manos de ladrones. Y ¿quiénes son los ladrones? Satanás es ladrón y salteador. Jesús dijo: He vendio para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Pero el hombre bueno cayó en manos de ladrones en la zanja. ¿Verdad? Y le despojaron de su ropa. Le hirieron y le quitaron todo lo que él tenía. Le robaron, Jesús dijo, y le dejaron en la zanja. ¿Verdad? Satanás nos robó de nuestra virtud, nos robó de nuertra salud, nos robó de nuestro título y nos robó de nuestra prosperidad. Adán, te di el huerto, pero caiste en manos del ladrón, y él te ha quitado el huerto; ¡él te ha quitado todo lo que jamás has tenido!

Pero un día el buen Samaritano pasó. Ahora bien, la Biblia dice que si un hombre bebe del vino añejo, él no va a decir luego que el nuevo es mejor. Pero si lo deja sorber un rato, entonces él tendrá un apetito pera eso. Así pues, el buen Samaritono se le acercó y vio los golpes y vio las heridas, y la Biblia dice que él les echó el aceite y el vino. ¿Cuántos de uds. se acuerdan donde dice en el libro del Apocalipsis?: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. ¿No fue eso el encargo? Através de las Edades de Oscuridad, cuando la persecución vino, el mandato dijo que se puede moler el trigo, porque representa el hombre exterior o la costra; y puede moler la cebada, porque esa también representa el hombre exterior; pero la parte interior, que es el Espíritu Santo, el Espíritu, el vino de Dios, ¡no puede dañar eso! ¡Mira que no dañes el aceite ni el vino! Satanás, tú puedes hacer lo que quieres con su cuerpo, pero no puedes quitar su vida.

Así pues, él cayó en manos de ladrones. ¿Qué es lo que Dios ha hecho? El nos ha dejado caer en manos de ladrones. ¡Los demonios! ¡Los diablos! ¿Por qué? Para que aprendamos los sufrimientos, las congojas, los ayes, y los problemas. Alguien dijo: “Pues, Dios nos puso aquí.” La Biblia dice que la muerte entró por el hombre. ¿Verdad que sí? La muerte no vino por Dios. ¡La muerte es el enemigo de Dios! La Biblia dice que la muerte entró por el hombre a causa del descuido de Adán. Alguien dijo: “Pues, la vida tiene que venir por Dios.” Pero la Biblia dice que si la muerte entró por el hombre, entonces la vida tiene que entrar por el hombre. ¿Es verdad? Si la muerte resultó por hombre, entonces la vida tiene que resultar por hombre. Nosotros decimos que esperamos en Dios. ¡Dios no nos metió en esto! ¿Es verdad? Bueno, yo sé que es el plan extensivo de Dios. El Señor nos ha sujetado a la vanidad a causa de la extensión de Su plan. El nos causó estar en este mundo. Pero escúcheme, por cuanto estamos en el mundo no quiere decir que somos del mundo. ¡Una oveja entre las cabras! Eso no quiere decir que la oveja es una chiva. Ella puede estar entre las chivas tanto que tenga el mismo olor, pero todavía tiene la naturaleza de un cordero adentro. Tómelo y límpielo. Quítelo de los chivos y ella es tan preciosa como antes. Somos hijos de Dios. Caimos entre los ladrones. Caimos en medio del mundo. Estamos aquí en este mundo en medio de la gente. Hemos perdido nuestra identidad. Ellos dijeron: Jesús, ¿qué haces aquí abajo? El dijo: ¡He venido a buscar y a salvar lo que se había perdido! Soy enviado a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Ellas han vagadas para allá entre las chivas. Algún día las voy a separar, y voy a poner las ovejas en un lado y voy a poner las chivas al otro lado. El dijo: He venido a buscar a las ovejas perdidas y a hallarlas. A buscarlas.

Alguien dijo: “Pues, he estado buscando a Dios.” La Biblia enseña que Ud. no buscaba a Dios; El buscaba a Ud. Usted nunca vino a Dios, El vino a Ud. ¡La Biblia dice que ninguno puede venir a Dios si Dios no le trajere! Dios tiene que traerle. Dios vino a Ud. Usted no buscó al Señor. El dijo: Vine a buscar y a salvar lo que se había perdido. Usted tuvo su mente en los holgorios del mundo, por cuanto Satanás atrapó su atención por el arból de ciencia mediante la caída de Adán, pero Jesús vino para atrapar su atención y ponerla en las cosas celestiales. Por eso el predicador le predica. ¡Dios y el predicador están tratando de capturar su atención y desviarla del árbol de ciencia y de la carnalidad y de la muerte y volverla atrás al árbol de vida, la Palabra de Dios! Por eso él hace lo que él hace. La mente carnal es muerte. Para deshacerse de la mente carnal es cruzar el Jordán. Para entrar en la mente de Cristo es estar en la tierra de Canaán.

Así pues, ¿dónde está Ud.? Usted está aquí, perdido. Ha perdido su identidad, pero todavía ustedes son corderitos. Alguien dijo: “Somos nada más un manojo de pecadores.” ¡Nunca hemos sido como eso! La gente de Dios nunca ha sido un manojo de pecadores. Alguien dijo: “Solo soy un pecador salvado por gracia.” La Biblia dice que él que hace pecado es del diablo, porque el diablo pecó desde el principio, y ¡un hijo de Dios nunca era del diablo! Por justificación Dios entró en el mundo. El murió como hombre y derramó Su sangre para el propósito de probar su justificación. Para probar que Ud. nunca ha sido malo en su vida entera. ¡Nunca! Nunca en su vida ha pecado Ud. o ha sido injusto. ¡Nunca! Usted dice: “¿Cómo puede ser eso?” Porque la Biblia dice que él que es nacido de Dios no puede pecar. La simiente de Dios permanece en él. Alguien dijo: “Pues, yo vine al altar, Hermano Pike, entonces nací de Dios.” Pero la Biblia dice que somos elegidos según la presciencia de Dios. Pedro dijo que Dios nos escogió para la gracia por lo que El antes conoció, antes que el mundo fue, y cuando Pablo predicó su mensaje él sacudió su vestidura y dijo: Ustedes Judíos no lo quieren, por eso volveré a los Gentiles. Pero la Biblia dice que todos los que fueron ordenados para vida eterna creyeron. ¿Es verdad? Todos los que estaban en la presciencia de Dios, que habían sido ordenados para vida eterna, creyeron el mensaje cuando Pablo lo predicó. ¿Qué creyeron? Ellos creyeron que fueron justificados por la sangre de Cristo Jesús. ¿Es verdad? Alguien dijo: ¿Qué quiere decir Ud. por “justificado”? Quiere decir que Ud. no era culpable. Usted no fue la persona que quitó su vida. ¡Usted no fue la persona culpable del pecado de Caín allá en el huerto! Pero la Biblia dice a ustedes que son culpables que sobre ustedes viene la sangre desde el huerto hasta hoy. Aun la sangre de Abel el justo. ¿Verdad? Quiere decir que Ud. nunca fue culpable de ningún mal. Usted era los atributos de Dios en la tierra. Usted era un pueblo santo, un pueblo justo. ¡Perdido! Usted dice: “Pero Hermano Pike, ¿comó puede ser eso, tan miserable como he sido?” Porque donde no hay conocimiento del pecado, el pecado no se imputa. Alguien dijo: “Pero Hermano Pike, ¡yo sabía mejor que hacer lo que hice!” Entonces Ud. está en su camino al infierno, porque no hay perdón para pecado voluntario. Si Ud. fue y pisoteaba la sangre de Cristo Jesús, la Biblia dice que solamente queda una horrenda expectación de juicio y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios de Dios, porque ho hay perdón para pecado voluntario.

Pero cuando estabamos afuera en el mundo, teníamos algo que nos hizo sentir mal cuando hicimos mal, pero no podíamos distinguir entre el mal y entre el bien. No sabíamos qué era el mal y el bien. Todo lo que sabíamos fue que nuestra naturaleza depravada llamó para una satisfacción y nos sujetamos a los apetitos, pero Dios no lo contó en contra nosotros. No era peado. Pablo dijo: Yo vivía hasta que vino la ley. Pero venido el mandamiento, el pecado revivió y yo morí. Pablo fue culpable antes de que vino la ley, tanto como concierne el hacer de sus males, ¡pero él no murió! La muerte no vino sobre él como una penalidad, pero cuando vino la ley, y fue revelado el conocimiento del pecado, entonces él sabía que el había hecho mal, y eso la mató. Dios dejó que el hombre anduviera en sus propios caminos por muchos años. Es por eso que Enoc fue traspuesto. ¡Por fe! Cuatrocientos treinta años antes de que vino la ley las Escrituras hablaron a Abraham y Abraham fue justificado por fe. Entonces yo digo, como lo dijo Pablo, que la ley fue añadida a causa de la transgresión, o es decir, por cuanto el hombre transgresó y no sabía que él había transgresado, por eso Dios le envió la ley para darle el entendimiento que él había transgresado. Y, por supuesto, los que entienden y aman al Señor, cuando ellos aprendieron que estaban en transgresión ellos volvieron y dijeron: “Dios, siento mucho. No intenté a hacerlo.”

Así pues, ellos no fueron culpables de la transgresión, por cuanto tan pronto como recibieron el conocimiento de ella, ellos probaron a Dios que no fueron culpables. Ellos Le mostraron que no entendieron y que nunca lo hubieran hecho si hubieron conocido que era contrario a El, el cual probó que ellos fueron justificados y que no fueron culpables, porque donde no hay conocimiento del pecado, el pecado no se imputa. Si el pecado no puede ser imputado, entonces es imposible que un hombre muera. La muerte, aun la penalidad de muerte, está sobre los impíos. El alma que peca ciertamente morirá, pero él que es nacido de Dios no puede morir porque no puede pecar. El que hace pecado es del diablo. El que es nacido de Dios no puede pecar. Sé que usamos esta tema chiquita muchas veces. Decimos: “Hermano Pike, ¿qué de toda la gente que antes vivían tan santos, pero ellos volvieron atrás al mundo?” Yo sé las ritualistas de la iglesia. Quiero decir que entiendo que hay un grupo de gente que usa rapé de la tabaquera y que bufa y se infla y maldice, y en todo avivamiento ellos se enderezan y viven así por tres meses, y luego ellos vuelven atrás a las pocilgas del mundo. Alguien dijo: ¿Qué de toda de esa gente preciosa? Le voy a decir acerca de toda de esa gente preciosa. La Biblia dice que si ellos hubiesen sido de nosotros, cierto hubiesen permanecido con nosotros, pero salieron para que se manifestase que todos no eran de nosotros. Aun cuando ellos estaban con uds., ellos nunca eran de uds. ni aun desde el principio. Estos son manchas en sus fiestas de amor y caridad. Ellos nunca eran de uds. ni desde el principio, o nunca hubieran vuelto atrás a las pocilgas del mundo. El que peca nunca ha conocido a Dios. El nunca ha visto a Dios. ¿Verdad?

Así pues, somos hijos de Dios. Jesús vino a morir por nuestros pecados en el Calvario. ¿Cuáles pecados? Los que el mundo nombra como pecado sobre nosotros, enumerándonos con la transgresión de la bestia, pero no fuimos contados con ellos en la vista de Dios, puesto que eramos hijos de Dios en la presciencia de Dios. En nunca ha visto una mancha en nosotros. ¡Nunca ha visto una arruga! ¡Nunca ha visto una mancha! ¿Piensa Ud. que Dios se va a casar con una esposa que ha sido una ramera? ¡No! Alguien dijo: “Bueno, si la esposa ha sido una ramera y si ella se ha manchado con cualquier hombre que ha pasado, Ud. puede perdonarla.” ¡Nunca piensa que Dios va a casarse con tal mujer! La cual con quien El se va casar será una virgen. Ella será una santa que nunca ha tenido una mancha, y nunca ha tenido una arruga sobre ella. ¡Nunca, ni desde el día que fue creada! ¡Nunca! La Biblia enseña que ella es una mujer sin mancha. Ahora, Ud. dice: “Bueno, lo que el Señor está intentando a hacer es quitar de mí las manchas y las arrugas.” Pero eso no es lo que la Biblia dice. Alguien dijo: “El ministerio de cinco oficios fue enviado aquí para perfeccionar a los santos, porque Dios dijo que El iba a volver para una iglesia sin mancha y sin arruga.” Cuando Dios dijo que El iba a volver para una iglesia sin mancha y sin arruga, El no dijo que había una iglesia llena de manchas y arrugas. ¿No lo dijo? El nunca dijo que la iglesia estaba llena de manchas. Alguien dijo: “Pues ¿no está aquí el ministerio de cinco oficios para quitar las manchas y las arrugas?” Eso no es lo que dice la Biblia. Dice que ese ministerio está aquí pera perfeccionar a los santos. Usted dice: ¿Para perfeccionar qué? Pablo dijo: Esto deseamos, aun el perfeccionar de vuestra fe. La fe de Ud. en la sabiduría y conocimiento y entendimiento no fingido de las Palabras de vida eterna.

Por eso la Palabra de Jesús los sanó. Por eso la Palabra de Jesús los resucitó de los muertos. Por eso la Palabra de Cristo es vida eterna. El dijo: Las Palabra que Yo os he hablado son Espíritu y son vida. Lo que Yo les digo es un entendimiento, y el entendimiento que Yo les digo es el entendimiento que quita la esclavitud y los sentimientos y temores y frustraciones y la ideología que han entrado en sus mentes y corazones y que les dicen que están contrario a Dios. Mis Palabras son para corregir su modo de pensar. Mis Palabras son para decirles que Uds. son santos. Mis Palabras son para decirles que son librados. Mis Palabra son para decirles que son justificados. Mis Palabras son para decirles buenas nuevas de gran gozo. Mis noticias, Mis Palabras, son para decirles que son hijos de Dios, que han pasado de la muerte a la vida, que no pueden pecar, que son santos, justos, puros, sin mancha y sin arruga. Mis Palabras, El dijo, son para decirles de que Dios ha santificado al creyente una vez y para siempre mediante la ofrenda del cuerpo de Jesús Cristo. Mis Palabras son para decirles que Dios ha hecho perfectos para siempre a los santificados.

Ahora, si Ud. afirma de ser santificado, entonces ¿por qué no afirma de ser perfeccionado para siempre? ¿Por qué anda hablando de cómo está lleno de manchas y arrugas? ¿Cómo puede ser lleno de manchas y arrugas si es perfeccionado para siempre? ¿Cómo puede ser impío si Ud. es santificado, cuando la santificación quiere decir que uno es santo? Jesús dijo: Mis Palabras son vida. Si Ud. puede escucharlas y creerlas, luego le van a trasladar y le van a transformar sus pensamientos. Cambiarán su manera de entender. Para apoyar a su propio entendimiento es muerte, porque es la mente carnal. Es contrario a la vida, pero Jesús dijo: Mi mente, Mis Palabras, Mi entendimiento aman al Espíritu, están de acuerdo con el Espíritu, atraen al Espíritu, y ese Espíritu le purifica. Todo aquel que tiene esta esperanze en él, se purifica a sí mismo, así como El es puro, por atraer al Espíritu de Dios en su propio espíritu, y por el entrar de ese Espíritu en su cuerpo. Como Moisés, brilló en su cuerpo. Como Jesús, brilló en su cuerpo. Como el Hermano Branham, brilló en su cuerpo.

Yo creo que por eso fue por qué Dios quitó a William Branham fuera de la escena, por causa de que él estaba llegando muy cerca a la traslación. Tomaron fotografías de él donde él estaba brillando, y el Hermano Branham no estaba engañando a nadie. El Hermano Branham estaba tratando de trasladarse. El estaba tratando de llegar a ese lugar de traslación como Enoc a donde él no pasara por la muerte. Dios lo quitó de la escena. Yo creo que esa es la razón que El quitó a Pablo de la escena. Pablo fue arrebatado en los cielos. Yo creo que esa es la razón que El quitó a Moisés de la escena. Creo que esa es la razón que El quitó a Elías de la escena. El los escondió. Ahora pues, Elías y Moisés van a volver, pero Dios los quitó de la escena, ¡por causa de que Enoc fue el único de aquel tiempo que debía ser traspuesto hasta el fin del mundo! ¡Luego la misma cosa va a suceder otra vez, y la entera igelsia será traspuesta, el cuerpo de Cristo, para no ver muerte!

Ahora, escuche muy atento. Los muertos que están en la sepultura, los muertos que están acostados en la sepultura — Quiero que comprende esto. No estamos sentados esperando hasta que Jesús venga. Eso no es lo que estamos haciendo. La Biblia no dice estar sentados. Pero dice que se oyó un clamor. Dice para levantarse de su lugar. Arreglen sus lámparas. Viene el Esposo. Vaya a recibirle. ¡No espere para El a venir para Ud.! ¡Dice para salir a recibirle! ¿Verdad? No estamos esperando que Jesús venga. No es lo que estamos haciendo. Una novia na se para esperando que el novio venga. Ella se está empolvando, peinando, perfumando, haciendo toda cosita que puede para demonstrar que el tiempo ha llegado para salir a recibirle. Y ella tiene un lugar especial donde ella va a encontrarle. El no va a entrar donde ella está para recibirla. Ella va a encontrarle en un lugar designado, y ellos van a juntarse.

Ahora escuche. ¿Qué es lo que va a traer el fin? Cuando alcanzamos el conocimiento de que hemos vencido la muerte. Alguien dice: “¿Pero cómo puede hacer eso?” Bueno, dígame esto. Cuando una persona está muriendo con cáncer, y él cree a Dios y es sanado, ¿cómo lo hizo? ¡Lo hizo por fe! Si él puede vencer la muerte de cáncer, por qué no puede vencer la muerte por todas otras causas. Si puede vencerla por unos pocos días, ¿por qué no puede vencerla completamente? Alguien dijo: “Pues, está establecido para los hombres que mueran una vez.” La Biblia dice que El se encontró con la cita con la muerte aquí en el Calvario, soltó a los presos, y quebrantó la cita con la muerte. El miró desde los cielos, oyó el gemido de los presos, y puesto que fue establecido para los hombres que mueran una vez, entonces Jesús dijo: Padre, Yo me bajaré allá a morir por ellos, y eso terminará la cosa. Luego trataré de juntar un grupo de hombres para que salgan adelante a decirles que son libres de esta cosa y que no tienen que preocuparse con eso más. ¡El fue entregado por nuestras trangresiones en el Calvario, resucitado para nuestra justificación, y los predicadores han estado gritando a través de las edades de la iglesia tratando de hacerle a reconocer de que Ud. es libre de la muerte!

Así pues, ¿qué traerá el fin? Escuche, cuando el Señor Jesús viene en las nubes de cielo — no el Cristo Quien viene por dentro de nosotros, el Cristo en nosotros apareciendo súbitamente en Sus santos — pero el Jesús que vendrá otra vez a los Judios, cuando todo ojo Le verá. Eso es la lo natural. ¿Verdad? ¿Cuántos de Uds. entienden lo que digo? ¡Ciertamente entienden eso! Cuando el Cristo acaba con el oficio del sacerdocio, el cual es la obra de intercesión dentro de nuestro corazón, entonces Jesús volverá. ¿Me entienden? Cuando Jesús vuelve, eso no es lo que conquista la muerte para causar la gente salir de la tierra, porque la muerte vino por hombre, y eso quiere decir que el hombre tiene que conquistarla. El hombre es el que hizo lugar para traer la muerte. Eso indica que el hombre tiene que ser el que la termina. Por eso Dios no podía intervenir. Por eso es por qué Jesús tuvo que morir como un hombre. Si no fuera por eso, El puede haber venido como Dios y haber dicho simplemente: ¡Afuera con eso! Pero por causa del que el hombre dio lugar a la muerte, por eso el hombre tenía que vencerla, y el hombre la venció aquí mediante Cristo Jesús.

Eso quiere decir que por fe en Cristo Jesús la muerte es vencida, porque Jesús dijo: He destruido a él que tiene poder sobre la muerte. Ahora bien, si mi cuerpo y su cuerpo son sujetos a la muerte, y si eso es lo que causó la muerte, y si le es establecido a Ud. una vez morir, entonces Jesús se hizo Ud. en la muerte para que Ud. se haga el cuerpo de Cristo jesús en la vida, miembros en particular, hueso de Su hueso y carne de Su carne. No somos hueso de la carne crucificada, sino hueso de la carne resucitada. Alguien dijo: “¿De qué habla?” Cuando Jesús salió del sepulcro, El dijo: Palpad y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que Yo tengo. Somos huesos del Cristo resucitado. Somos el cuerpo del Señor. Las cosas viejas pasaron, ahora todas son hechas nuevas. Hemos sepultado a aquel hombre viejo en el bautismo por reconocer el Calvario. ¡El está muerto! ¡El se fue! ¡El ya pasó! ¡Y este es el Hijo de Dios que vivirá para siempre! La muerte no tiene poder sobre El. La Biblia dice de que cuando El salió del sepulcro, de que la muerte no tiene más poder sobre El. El venció la muerte. Así pues, por fe en aquellos hechos, por fe en aquel conocimiento, por fe en aquella revelación, debemos estarnos firmes contra la muerte así como contra enfermedad. ¿Está escuchando? Y cuando el hombre reconoce el vencimiento de la muerte en el Calvario — acuérdese, digo otra vez, esto fue instigado en la mente de Dios antes de que el mundo fue, fue manifestado en el Calvario, y fue comprendido por los santos de Dios en el tiempo del fin.

Ahora, Pablo dijo para comprender las alturas, comprender las profundidades y comprender las anchuras. Para saber la redención de su cuerpo; para reconocer, entender, y llegar al conocimiento de que no vamos a morir. Le digo un misterio, y algún día el misterio será revelado: los hombres no morirán. Ahora, ¿qué quiere decir eso? Quiere decir de que cuando los hijos de Dios vencen la muerte (el postrer enemigo que los hijos de Dios van a vencer es la muerte); cuando los hijos de Dios, por fe en el conocimiento revelado de Dios, aceptan el hecho de que son vivos eternamente y que han vencido la muerte, entonces Jesús volverá del cielo, porque cuando los hijos de Dios vencen la muerte, la muerte no puede detener más los muertos. Jesús volverá y los levantará. ¡Esto es el trabajo de Ud. El mundo está esperando para la manifestación de los hijos de Dios! Tenemos un trabajo que hacer. ¡Somos hijos de Dios! Es nuestro deber vencer la muerte. Tenemos que hacerlo por fe en el revelado conocimiento de Dios en este tiempo del fin. ¡Hay que hacerlo! ¿No quisiera Ud. librar a su padre muerto? Alguien dijera: “Hermano Pike, ¿estás loco?” ¡No! ¡No soy loco! ¿No levantó Elías a los muertos? ¿No levantó Pedro a los muertos? ¿No ha sucedido a través de las edades que los hijos de Dios tenían poder sobre la muerte y resucitaron a los muertos y los sacaron de la sepultura? Bueno, ¿por qué es una cosa extraña pensar que la entera iglesia, hablando colectivamente, va a vencer la muerte completamente y los va a soltar? Yo quisiera ir para allá y soltar a mi papá. ¡Y su papá también! Tengo un hermano acostado allá en la sepultura. Yo quisiera mucho ir allá y soltarlo. La muerte no puede dominarle más.

Ahora, ojalá que entiende lo que digo. No tuvimos principio, y por eso no podemos tener fin. Somos eternos, desde la eternidad y hasta la eternidad. Antes de que el mundo fue, nosotros somos. He dicho esto tantas veces, de que cuando el ángel pone un pie sobre la tierra y el otro sobre el mar, levanta su mano al cielo y jura por El que vive por los siglos de los siglos que el tiempo no será más, en aquel tiempo puede tomar sus calendarios, sus almanaques, y sus relojes, y echarlos en medio del océano, porque ese elemento de tiempo que fue envuelto y que comenzó cuando Dios creó el huerto, esos seis mil años del elemento de tiempo que apareció durante aquel gran espacio de la eternidad, que es desde la eternidad hasta la eternidad, eso se hará extinto. Eso pasará. No habrá más memoria de eso. Ese viejo elemento de tiempo que Dios dejó caer en medio de la eternidad será pasado. El tiempo no será más. No habrá más marcadores de tiempo. No habrá más seis por el reloj, siete por el reloj, y ocho por el reloj. Todo eso será ido. No habrá más tal cosa como diez años y treinta años, como alguien dijo: “Tengo veinte y cinco años.” No hará diferencia si uno tiene setecientos mil años. Eso no tiene nada que ver con eso. No habrá tiempo en aquel entonces. Somos criaturas eternas. No somos criaturas de tiempo. La mente de tiempo originó del árbol de ciencia. Alli fue donde aguella cosa comenzó. Pero no somos criaturas de tiempo. Somos desde sepiterno hasta sempiterno. ¿Cuántos de Uds. creen que esa es la verdad? Tienen que ser eternos o no pueden ser dioses. Dioses no pueden morir. Dioses son hechos a vivir y a adorar. No pueden morir. Eso es lo que los hace dioses. Si ellos pueden morir, no serían dioses.

Hay muchas cosas que quisieramos tratar de explicar y decir, pero se ve que es muy difícil hallar la expresión vocabularia para formar en su mente una real continuidad genuina o secuencia con la cual se puede comprender y entender lo que decimos. La Biblia dice que el Espíritu de Dios escudriña lo profundo de Dios. Allí es donde están los misterios. Pero Ud. no reconoce quien Ud. es: ¡De verdad y en realidad! Alguien dijo: “Pues, yo sé que soy un hijo de Dios.” No se olvide que aquí en su cabeza lo oye. Abel lo oye aquí. Caín lo oye aquí. Esaú y Jacob lo oyen aquí. Todos van a oír el mensaje aquí en la cabeza cuando sale. Pero eso no es lo que los va a trasladar. Lo que uno oye es el ministerio adoctrinándole, preparándole para el cambio. Pero cuando el Espíritu Santo de Dios lo quita de su cabeza y lo lleva a ese gemelo especial, a ese Abel, a ese Jacob, y lo pone aquí en el corazón, eso es cuando se convierte en Espíritu y en fe y le traslada, porque Enoc fue traspuesto por fe. Así pues, aquí en la cabeza es una adoctrinación intelectual por la Palabra, la cual es el velo, y el velo está sobre su mente, el cual por Cristo es quitado; pero cuando esa Palabra cae aquí en el corazón, luego se hace una revelación espíritual, la cual es fe, el misterio quitado del velo, ¡y eso le cambiará!

Sería mejor que empezasemos a creer. Sería mejor que empezasemos a escuchar. La Biblia dice atender cómo oye. Debe empezar a escuchar porque la fe viene por el oír, y la Biblia dice que Enoc fue traspuesto por la fe. ¡Eso quiere decir que algún día en alguna parte Ud. va a oír algo, y por medio de ese oír va a salir una fe, y esa fe vendrá por el conocimiento del oír, y esa fe le va a trasladar! Atiende cómo oye, porque Ud. puede pasar por alto las cosas necesarias para trasladarle. ¡Puede pasarlas por alto! El envió a Su Palabra e hizo todo, y cuando la iglesia es arrebatada, yo le voy a garantizar que será arrebatada por la Palabra. ¡En el principio era Dios la Palabra, el Alfa; en el fin será la Omega, la Palabra! Esa Palabra va a hablar el mundo fuera de existencia, y yo creo que Ud. cree esto, que si Dios por Su Palabra habló el mundo en existencia por crear la vida en un velo, entonces hoy por medio del quitar el velo, por medio de revelación, El está hablando el mundo fuera de existencia por quitar el velo, porque el velo es el mundo. Cuando el velo de la mente carnal que estaba en el huerto de Edén es quitado, entonces esto no será más el mundo malo. Será el mundo que Dios amó tanto. Será el milenio.

Así pues, lo estamos hablando fuera de existencia, porque El ha puesto el mundo en su corazón. Es una mente, y estamos hablando esa mente fuera de existencia. Estamos erradicando esa mente por transformarle a Ud. Transfórmese pro medio de la renovación de su entendimiento; cambiándose de la tierra hasta el cielo. Cambiándose del viejo mundo al nuevo; de la muerte a la vida; de la tristeza al gozo. Dios dijo a Pablo: Convierte a Mi pueblo de las tinieblas a la luz. Si Ud. puede creer, no deje de creer, porque todos los que no pueden creer pasarán con el mundo. ¡Creer! Cualquier cosa que haga, ¡crea! Jesús dijo: Mirad, que a Mi venida no haya en ninguno de vosotros corazón de incredulidad. ¡Creer! ¡Porque si puede creer, todo le es posible, aun la traslación, al que cree!

¡Qué oportunidad para creer! Me excita cuando pienso en eso. Yo digo: “Señor, ¿quieres decir que todo el cielo y de los esplendores y gozos y la vida eterna y las glorias, todo de eso, que puedo tenerlo si simplemente creo?” Eso es todo lo que tengo que hacer, no más creer que es mío. El dijo de que cuando ora para alguna cosa, o cuando pide a Dios para alguna cosa, simplemente cree que la recibirá, simplemente cree de que le pertenece a Ud., porque la Palabra dice que pertenece a Ud. ¡Dios nos ha dado todas las cosas que pertenecen a la vida! Incluye vida temporal y vida eternal. Incluye salud y incluye felicidad. Dios ya nos lo ha dado a nosotros, y El nos dice de que todo lo que hay que hacer es creerlo y comenzar a gozarlo. Alguien dice: “Pues, no lo puedo gozar.” Es por motivo de que no lo cree. Siga adelante y disfrútelo. Alguien dijo: “Pues si no más El me lo dará.” Pero El ya se lo ha dado a Ud. Alguien puede decir: “Pues, tú sabes, si no más puedo creer que El me lo prometió a mí.” Pues, si la promesa no era para Ud., ¿para quién era? El dijo: Lo que digo a uno, digo a todos. ¡Eso incluye a Ud. ¡Siga adelante y disfrútelo! En todo lugar donde pone la planta de su pie, Yo se lo he dado. Todo lo que quiere, El dijo, puede tenerlo. No importa qué. Es para Ud. Herederos y coherederos con Cristo Jesús. El trono que pertenece a Dios me pertenece a mí también. Alguien dijo: “Pues ¿qué vas a hacer con eso?” Voy a sentarme allí con El. Al que venciere se sentará conmigo en Mi trono. El trono pertenece a Dios; me pertenece a mí. Las puertas de perlas pertenecen a Dios; las pertenecen a mí. Los muros de jaspe: son míos. Calles hermosas de oro: son mías. ¿Quiere disfrutarlos conmigo? ¡Vámonos! ¡Son míos! Alguien dijera: “¡Estás loco!” ¡No! ¡Con míos! Alguiene dice: “¡Sólo lo dices!” ¡No! ¡No sólo lo estoy diciendo! Sólo lo digo porque es la verdad. ¡Son míos! ¡Pertenecen a mí! ¡Dios no mintió! El me dijo que iba a dármelos, y son míos. Yo me vea como un muchacho bobo, pero ¡yo lo creo! ¡Son míos! ¡El me los dio! ¿Quiere disfrutarlos conmigo? ¡Andale! ¡Aleluya!

Por el Rev. George Leon Pike Sr.